lunes, 7 de noviembre de 2011

Fernando Trueba


Creo que los jóvenes están sobrevalorados. Vivimos en un mundo en donde hay una obsesión por la juventud. Deberíamos tener más culto a nuestros viejos, porque son los que transmiten las cosas; son la experiencia en el buen sentido de la palabra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada