jueves, 13 de octubre de 2011

SE COMIENZAN A ENTENDER ALGUNAS DE LAS RAZONES DEL DESPLOME TOTAL DE LOS MEDIAS ROJAS DE BOSTON. NINGUN SER HUMANO ES UNA MAQUINA.

Fuertes revelaciones contra el timonel

"Distracciones" afectaron a Terry Francona

BOSTON -- Los Medias Rojas de Boston se desintegraban en lo que sería el peor derrumbe en septiembre en la historia de la MLB mientras crecía entre algunos en el Fenway Park la inquietud de que la habilidad de dirigir de Terry Francona era afectada por el analgésico que tomaba luego de media docena de cirugías en una rodilla, según el diario Boston Globe.

En un artículo de portada con 2.500 palabras y titulado "Inside the Collapse" (dentro del colapso), el periódico responsabilizó de la caída a todas las partes: Los jugadores indolentes que comían pollo frito en la caseta durante partidos: un gerente general que derrochó 161 millones de dólares en jugadores de bajo rendimiento; los propietarios que pensaron que podían congraciarse con los peloteros al comprarles audífonos de 300 dólares y darles una fiesta en un enorme yate de John Henry, el "Iroquois".

Pero las revelaciones más intemperantes implicaron a Francona, quien después de la temporada dejó al equipo cuando sus opciones contractuales no habían sido decididas. Desde entonces, han surgido informaciones sobre un desarreglo en un club de los Medias Rojas que tuvo en septiembre una foja de 7-20 a pesar de que había logrado una cómoda ventaja en camino a la postemporada.

Según el Globe, fuentes del equipo "expresaron preocupación de que el desempeño de Francona pudo ser afectado por la ingestión de medicación analgésica". Las fuentes no fueron identificadas, dijo la publicación, porque temían perder su empleo y su relación en el interior de la organización.

De acuerdo con el artículo, Francona estaba preocupado por su hijo y su yerno, que son infantes de marina de servicio en Irak. Al mismo tiempo, estaba viviendo en un hotel, separado de su esposa de más de 30 años.

En respuesta a las versiones de que estaba "distraído", Francona observó que había enfrentado los mismos problemas en los cuatros meses en que el equipo tuvo registro de 80-41. La mala salud de Francona no es un secreto; en el 2005 fue llevado del Yankee Stadium al hospital con dolor en el pecho. El manager dijo que tomaba el medicamento debido a múltiples operaciones en la rodilla y al menos cinco intervenciones para drenarle sangre de la rodilla.

"Me molesta que la gente diga esas cosas porque me he fastidiado mi (trasero) para ser el mejor manager que puedo ser", dijo Francona al diario. "No fui maravillosamente exitoso este año, pero trabajé duro y este año pasé más tiempo en el estadio que nunca".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada