martes, 11 de octubre de 2011

Jim Leyland reflexionó sobre su experiencia con los Leones del Caracas

Imagenrotativo

Jim Leyland. (Foto: AP)

Arlington, (MLB).- Jim Leyland lleva 20 temporadas como dirigente en Grandes Ligas. Ha sido Manager del Año del Año tres veces y se coronó campeón de la Serie Mundial en 1997 al frente de los Marlins de la Florida.

Ahora mismo trata de llevar a los Tigres de Detroit al Clásico de Otoño por segunda vez en seis campañas al disputar la Serie de Campeonato de la Liga Americana con los Rangers de Texas.

Pero el lunes el capataz se tomó un tiempo para reflexionar sobre su breve tiempo como manager en Venezuela con los Leones del Caracas en la temporada 1980-81.

"Fue grandioso", dijo Leyland. "Lo disfruté de verdad. Fue en Caracas. Fue un lugar hermoso."

A sus 35 años de edad, siendo manager de la sucursal Doble-A de Detroit, Leyland asumió las riendas de un equipo de los Leones que contaba con el toletero Antonio Armas, el derecho Dave Stewart y un Andrés Galarraga jovencito, entre otros. Abandonó el conjunto antes de las Navidades para acompañar a sus familiares en los días festivos, pero se llevó una importante lección que le serviría en años posteriores como manager de liga menor, coach en Grandes Ligas y finalmente dirigente en la Gran Carpa.

"Cuando era mucho más joven, realmente no entendía lo difícil que era para los peloteros venezolanos y dominicanos venir para acá y acostumbrarse a todo", dijo Leyland, quien a nivel de Grandes Ligas ha dirigido a un sinnúmero de estelares latinoamericanos, incluyendo una fuerte camada de luminarios venezolanos en Detroit. "Siendo de aquí, nunca pensé en lo difícil que era para ellos.

"De repente las cosas eran al revés", continuó, "y fue una gran experiencia para mí."

Hasta aprendió su cuota de español

"Estuve ahí el primer día, tratando de aprender estas frases venezolanas, primera base, segunda base, con toda esta m@#$@$# pasando...fue buenísimo", dijo Leyland, quien puso a reír a todos los presentes en su encuentro con los medios previo al Juego 3 ante los Rangers.

Después de la partida de Leyland, los Leones ganaron el título bajo el mando de Alfonso "Chico" Carrasquel, su segunda de tres coronas consecutivas en el béisbol venezolano de 1980 a 1982.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada